Etiquetas

Fruto de una experiencia vivida con mi nieta cuando tenía meses de edad, me hizo investigar las posibles implicaciones de la leche, sobre toda de la de vaca, en el origen de muchas enfermedades.
Mi nieta solo amamantada con la leche de su madre, no paró hasta los cinco meses de tener caquitas con sangre. La preocupación de los médicos llegó hasta tal punto de tenerle que programar para los seis meses, una Colonoescopia para poder inspeccionar por dentro el origen de los sangrados.
Finalmente nuestra hija accedió a comer del todo ecológico y ha prescindir de los lácteos, con el resultado extraordinario con quince días de remisión total del problema, evitando de esta forma una peligrosa exploración como es la Colonoescopia en estas edades.
Hemos podido comprobar finalmente con nuestra segunda nieta, que era la leche la causante de los problemas al provocarle otras afecciones, en este caso de la piel, que cesaron otra vez al dejar nuestra hija de tomar leche de vaca.

http://joseppamies.wordpress.com/2012/03/06/la-mala-leche-que-nos-corroe/

Anuncios