Etiquetas

Hay que hacer por no dejarse caer en las redes de los químicos de las farmacéuticas. A continuación se muestra información sobre un compuesto a evitar, para ello basta con no consumir todas esas cosas innecesarias que los contienen. No sólo eso sino que hay que tener mucho cuidado con tóxicos en cosmética, desodorantes, y otros productos que causan al final entre todos tantos cánceres. Por ejemplo la absorción de tantos químicos en las mujeres, al final les hace ser más propensas a tener cáncer de mama, o a contaminar a sus propios bebés cuando se deshacen de todos los tóxicos en el embarazo y a través de la leche materna.

El compuesto que tratamos es una sustancia blanqueante, el dióxido de titanio, que puede estar en: caramelos, dulces, chicles, mentitas esas blancas, helados, cremas para café, salsas para ensaladas, queso, leche descremada, medicamentos, pastas de dientes, cremas dentales blanqueantes, cremas protectoras para bebés, cremas solares, y diferentes cosméticos… Resulta que está en todos los medicamentos que afectan principalmente a la fertilidad. El artículo a continuación lo explica:

El dióxido de titanio (TiO2) es una de las substancias químicas más blancas que existen: refleja prácticamente toda la radiación visible que le llega y mantiene su color pase lo que pase cuando otros compuestos se decoloran con la luz. Su fórmula química es TIO2 y su nomenclatura en la Unión Europea es E-171, su índice de color es 77.891, pigmento blanco N°6, habiéndose aprobado para uso general, sin limitaciones por la JECFA (OMS/FAO/Códex Alimentarius) en 1.969, y en Chile el 12 de octubre del 2.000, conforme a las regulaciones de la FDA.

El dióxido de titano está en la naturaleza en varias formas: rutilo (tetragonal), anatasa (octahédrico) y brookita (ortorrómbico). El TiO2 se usa como pigmento blanco por sus propiedades de dispersión, su estabilidad química y su supuesta no toxicidad, siendo el pigmento inorgánico más importante en términos de producción mundial. Es un semiconductor sensible a la luz que absorbe radiación electromagnética cerca de la región UV. Es anfotérico, muy estable químicamente y no es atacado por la mayoría de los agentes orgánicos e inorgánicos, disolviéndose en ácido sulfúrico concentrado y en ácido hidrofluórico.

El TiO2 es usado en todas las industrias. Se usa universalmente en: pinturas y recubrimientos, sustituyendo a cualquier otro pigmento blanco en el mercado; impresiones; industria del plástico, para darle color a juguetes, aparatos electrónicos, automóviles, muebles, papeles, etc. El pigmento de dióxido de titanio absorbe parte de la radiación UV protegiendo su contenido. También se usa en fibras sintéticas, eliminando la apariencia grasosa causada por las propiedades translúcidas de la resina. Pigmentos de TiO2 se utilizan para el papel muy blanco que también debe ser opaco cuando es muy delgado y se aplica también como recubrimiento para hacer papeles decorativos.

Anuncios